La línea curva del tiempo

“No me gusta porque lo ha hecho un arquitecto extranjero, ¿es que no hay buenos arquitectos en esta ciudad?”. “Qué material más raro, no hay ningún edificio en Sevilla construido de esta manera”. “Es demasiado grande en comparación con las casas que tiene alrededor”. “Está costando demasiado caro”. Un grupo de comerciantes paraba por un momento su actividad en las Gradas de la calle los Alemanes, para observar las bóvedas de esa nueva catedral gótica que se estaba construyendo.

Sigue leyendo