10 excusas para enamorarte de Oporto

La ciudad portuguesa es una de esas que enamoran. Cuando visitas Oporto en realidad estás visitando dos ciudades diferentes, puesto que con sólo atravesar uno de sus puentes cruzas a otro municipio, Vila Nova de Gaia, famoso por las bodegas de vino de Oporto. Y es que cuando en Portugal se dice porto, no se sabe si uno se está refiriendo a la ciudad, al vino o al puerto, el auténtico centro de todo, que hizo llegar la riqueza a una ciudad entre colinas, a escasos kilómetros de la desembocadura del Duero en el Oceano Atlántico.

Aunque es difícil elegir, te muestro cuáles son las 10 razones que me hicieron caer a los pies de la capital del Douro.

Sigue leyendo

Anuncios

Rincones secretos de Lisboa

En este post no te voy a recomendar los sitios típicos de Lisboa. Esos ya los puedes encontrar en cualquier guía o blog de viajes. En estas líneas quiero descubrirte algunos de los rincones secretos que he descubierto en mis visitas a la capital del Tajo.  Si ya has visitado la capital portuguesa  otras veces y quieres conocer algunas curiosidades fuera de los circuitos habituales lee esta entrada.

Sigue leyendo

Un funeral Imperial

Isabel de Portugal, la esposa del hombre más poderoso de Europa, Carlos V, fue bella, muy bella. Lo podemos comprobar en los retratos que le hicieron a lo largo de su vida. Especialmente en los de Tiziano. Pero su belleza se marchitó pronto. Murió con menos de 36 años sumiendo al emperador (y no solo a él) en una terrible depresión. Era el fin de la historia de amor más bella del siglo XVI.

Conversión_del_duque_de_Gandía,_Museo_del_Prado

Conversión del duque de Gandía, por José Moreno Carbonero. Museo del Prado. Fuente: Galería on line Museo del Prado

Sigue leyendo

España y Portugal, ¿una unión soñada?

Es recurrente la reflexión sobre lo poco que sabemos los españoles sobre nuestros vecinos portugueses. Estando tan cerca, tenemos un profundo desconocimiento profundo sobre su lengua, su Historia y su Cultura, siendo estas tan cercanas a la nuestra. Sorprende aún más cuando en muchos momentos diferentes España y Portugal estuvieron a punto de convertirse en un solo país.