Estudiar italiano en Calabria

Hacía años que le daba vueltas a hacer un curso para refrescar mi italiano y, por fin, este verano me he decidido a hacerlo con Sprachcaffe. Si te pica el gusanillo de aprender la lengua de Dante, en este post comparto con vosotros una auténtica guía de supervivencia para estudiantes de italiano.

 

Sprachcaffe tiene dos escuelas en Italia: en Florencia y en Calabria. Hay que reconocer que la capital Toscana supuso una tentación, pero finalmente me decidí a   estudiar italiano en Calabria. No me arrepentí de la decisión. Sprachcaffe Calabria es una auténtica familia, donde te cuidan y te miman, se preocupan por ti y por tus necesidades. He hecho muchos cursos de lengua y siempre acababa encontrándome españoles. Por primera vez en mi vida no he hablado una palabra de español en 15 días y eso ha hecho que mejorara muchísimo mi nivel de italiano. Además, el entorno es un auténtico paraíso natural con playas, pequeños pueblecitos medievales y gente amabilísima.

Convento de Santa María dell´Isola (Tropea)

La Calabria

Durante las semanas previas a mi viaje, cuando mis amigos y conocidos me preguntaban a dónde iba, al responderles “a Calabria”, ante su cara de sorpresa, siempre tenía que añadir la coletilla de “la punta de la bota”. Calabria es la región más al sur de  la península italiana, entre el mar Jónico y el Tirreno y a un paso de Sicilia.  Sobre la historia común entre España y esta región te hablaré la próxima semana en mi post “Calabria: la Italia más española”.

 

 

La escuela de Sprachcaffe está en el pequeño pueblecito de Santa Domenica de Ricadi, a menos de 3 km de la impresionante ciudad  de Tropea y bien comunicada por tren con ciudades más grandes como Reggio Calabria, Scilla, Pizzo, Lamezia o Nicotera.

La escuela

Una de las cosas que más me han gustado de  estudiar italiano en Calabria es que las clases se hacían, siempre que el tiempo lo permitía, al aire libre. El centro de estudios se sitúa en una finca a escasos metros del pueblo de Santa Domenica, rodeado de jardines y de huertas. No os sorprendáis cuando Rosario o Silvia, los directores de la escuela, os ofrezcan un plato de tomates o de uvas recién cogidos del jardín.

 

El ambiente es esencialmente adulto y en mis dos semanas de estancia he coincidido con alemanes, rusos, ucranianos, belgas y brasileños. Los grupos son muy reducidos, lo que te permite aprovechar mucho más las clases, que sobre todo son de conversación. Las profesoras, Mariana y Rosaria, ¡geniales!

Actividades

Además de un maravilloso equipo docente, la escuela cuenta con personal que te ofrece, dejándote autonomía, muchas cosas que hacer.

En mis dos semanas de estancia participé en varias de las actividades. La más divertida, sin duda, fue una clase de cocina en la que disfruté como un niño. Acompañados de Enzo, el profesor de cocina, descubrimos todos los secretos de la gastronomía calabresa. Durante casi tres horas elaboramos con su ayuda un auténtico menú del sur de Italia a base de”fritelle di fiori di zuchina, pasta con fagiolini e involtini di melanzane”.  Tras el duro trabajo, todos disfrutamos del fruto de nuestro esfuerzo en una divertida cena.

Las profesoras también nos propusieron realizar una clase diferente visitando el pueblo medieval de Nicotera, a unos kilómetros de Santa Domenica, donde tuvimos la oportunidad de hablar con sus habitantes y conocer el dialecto que se habla en esta zona.

Las playas

Pero, sin duda, uno de los principales atractivos de Calabria son sus kilómetros y kilómetros de playas. Desde Santa Domenica se puede ir andando a tres playas diferentes. La más turística de todas quizás sea la playa de Riaci muy amplia y con todos los servicios (chiringuitos, hamacas, sombrillas). También con servicios, pero más recogida, la playa de Formicoli, un auténtico paraíso de arena fina entre acantilados. Por último, junto a la Estación de Trenes de Santa Domenica, hay una pequeña cala de difícil acceso pero completamente virgen y tranquila.

Ver el atardecer desde cualquiera de ellas es un auténtico espectáculo. Durante la puesta de sol el volcán de Estrómboli y las Islas Eolias se ven con absoluta claridad. A mediados de agosto el sol desaparece coincidiendo con la boca del volcán atrayendo a muchos turistas a estas playas que vienen a contemplarlo.

A pocos kilómetros de Santa Domenica  hay otras playas que vale la pena conocer como Capo Vaticano, Nicotera Marina o las propias playas urbanas de Tropea.

Dónde comer y beber

Lo confieso, en 15 días de estancia no he encendido la cocina de la que disponíamos en el apartamento. Comer en Calabria es muy barato y … ¡delicioso!

En la propia Santa Domenica hay varios establecimientos que vale la pena probar. La pizzería Il Conte, con horno de leña, además de tener una agradable terraza te ofrece la posibilidad de llevarte la pizza a casa.  La carta de Bella Italia es todo un espectáculo. Además de la pasta local, la fileja, vale la pena probar su risotto con marisco. En Il Casale debes probar la especialidad de la zona, el Atún a la Tropeana. Por último, en el Piccolo Schiavo  puedes encontrar una gran variedad de comidas preparadas para llevar a casa: arancini, frittata o panini.

Otra de las tradiciones que los estudiantes de italiano aprendemos rápido es la de hacer el aperitivo. Con una bebida, normalmente el famoso spritz, en el Wooden Pub de Santa Domenica te ponían gratis un delicioso y abundante aperitivo.

Alojamiento

Sprachcaffe Calabria cuenta con apartamentos a pocos minutos de la escuela y también muy cerca de las playas de Santa Domenica. Alrededor tienes supermercados, restaurantes, pizzerías y la estación de tren está a escasos metros.

Y lo mejor de los apartamentos… ¡ las vistas al mar!

Cómo llegar

Los dos aeropuertos más cercanos son los de Lamezia y Reggio Calabria. Ambos están comunicados con Santa Domenica por tren, pero la escuela cuenta con un servicio de transfer bastante cómodo y económico.

¿Qué? ¿Te animas? Si te apetece hacer un curso de italiano en Calabria o de cualquier otra lengua,  Sprachcaffe  ofrece a los lectores de mi blog un descuento de  25€ por semana, un máximo de ocho  semanas (200€). La oferta es válida hasta el 31/12/2019  para residentes en España. Si haces tu reserva  en la tienda usa el código de descuento: ADRIANYANEZ y si lo haces en la oficina indícalo a los agentes de Sprachcaffe. ¡Tienes 30 escuelas de Sprachcaffe en el mundo para elegir!

Anuncios

Un comentario en “Estudiar italiano en Calabria

  1. Qué buen sitio! Muy recomendable! Justo esta mañana, he estado en la Universidad de Sevilla viendo los cursos de Italiano que organiza la Dante Alighieri, y en octubre organizan un viaje a Sicilia, visitando Calabria. Me encantaría ir allí y retomar el italiano . También, hace algunos años tuve la suerte de ver un documental increíble sobre el pulpo de Stromboli y su capacidad para detectar la proximidad del volcán en erupción, que te recomiendo que veas.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s