Germana y los tres Fernandos

Germana de Foix es uno de los personajes más desconocidos de nuestra Historia y, sin embargo, clave para entender un periodo esencial al inicio de la Edad Moderna. Con tan solo 18 años, la sobrina de Luis XII de Francia se casó con Fernando el Católico, de 53 y viudo desde hace menos de un año de Isabel. Este es el primer Fernando de su vida, pero todavía quedan dos más que la marcarán.

Con Fernando el Católico tiene un matrimonio de casi 11 años, que es bendecido con un hijo, Juan de Aragón y Foix, destinado a convertirse en el heredero de la Corona de Aragón y parte de la estrategia del rey católico para desposeer a Juana y Felipe de sus derechos a sucederle. Pero el príncipe Juan solo vive unas horas y ahí es cuando entra en juego el segundo Fernando de la vida de Germana, Fernando de Austria.

Monasterio de San Miguel de los Reyes en Valencia, panteón de Germana

Monasterio de San Miguel de los Reyes en Valencia, panteón de Germana

Sigue leyendo

¿Qué pasó tras la muerte de Isabel?

El último capítulo de la serie de Televisión Española ha puesto fin a tres intensas temporadas en las que hemos visto a una niña convertirse en Reina, una Guerra Civil, la boda de Isabel y Fernando, las intrigas palaciegas de la Alhambra, la conquista de Granada y los matrimonios de los cinco hijos de los Reyes Católicos. Pero, ¿qué pasó tras la muerte de Isabel?

Tumba de los Reyes Católicos, Felipe y Juana en Granada. Autor: Leytol. Fuente: https://www.flickr.com/photos/leyendasdetoledo/2794240438/

Tumba de los Reyes Católicos, Felipe y Juana en Granada. Autor: Leytol. Fuente: https://www.flickr.com/photos/leyendasdetoledo/2794240438/

Sigue leyendo

Loco de atar

Luis II de Baviera, el loco arquitecto
En un blog sobre Arquitectura (¿de verdad alguien se sigue creyendo eso de que escribo sobre arquitectura?), no podía dejar de hablar de los locos… Y es que, ¿qué sería de la arquitectura sin la locura? Los grandes monumentos de la Historia fueron construidos por seres megalómanos y egocéntricos que no andaban muy bien de la azotea. Siempre me atrajo mucho la figura de uno de los tantos locos-cuerdos que la Historia nos ha regalado. Me refiero a Luis II de Baviera, el primo de la famosa Sissi, que gobernó aquella tierra a finales del siglo XIX. Fue uno de estos monarcas excéntricos y solitarios que dejó de lado sus obligaciones de gobierno para dedicarse a su verdadera pasión: la arquitectura. A lo largo de su vida emprendió la construcción de tres majestuosos castillos de cuento de hadas:
Castillo de Neuschwastein

Sigue leyendo