La pelea que trajo el Renacimiento a Sevilla

Pietro Torrigiano lo tenía todo para triunfar en Florencia. Trabajaba en la Corte de Lorenzo de Medici, hacía esculturas admiradas por todos y el Papa se había interesado por su obra. Pero su carácter violento le acabaría jugando una mala pasada. Torrigiano no pudo soportar la predilección de Lorenzo el Magnífico por las esculturas de su mejor amigo, al que en un ataque de ira acabó rompiéndole la nariz. Esta agresión le costó el exilio de Florencia, de la que salió mientras que veía como su compañero se convertía en el artista más famoso del Renacimiento italiano.  ¿Quién era su amigo?

Imagen

San Jerónimo Penitente de Pietro Torrigiano. Museo de Bellas Artes de Sevilla. Fuente: Wikipedia Commons http://es.wikipedia.org/wiki/Pietro_Torrigiano

Sigue leyendo