La pelea que trajo el Renacimiento a Sevilla

Pietro Torrigiano lo tenía todo para triunfar en Florencia. Trabajaba en la Corte de Lorenzo de Medici, hacía esculturas admiradas por todos y el Papa se había interesado por su obra. Pero su carácter violento le acabaría jugando una mala pasada. Torrigiano no pudo soportar la predilección de Lorenzo el Magnífico por las esculturas de su mejor amigo, al que en un ataque de ira acabó rompiéndole la nariz. Esta agresión le costó el exilio de Florencia, de la que salió mientras que veía como su compañero se convertía en el artista más famoso del Renacimiento italiano.  ¿Quién era su amigo?

Imagen

San Jerónimo Penitente de Pietro Torrigiano. Museo de Bellas Artes de Sevilla. Fuente: Wikipedia Commons http://es.wikipedia.org/wiki/Pietro_Torrigiano

En los retratos de Miguel Ángel se observa esa rotura de nariz que le provocó la pelea con Torrigiano. La deformación le acompañó toda su vida.

El exilio permitió a Torrigiano viajar por toda Europa en busca de clientes. Pasó por Flandes e Inglaterra para acabar en Sevilla. En este momento la capital hispalense era, gracias al comercio con América, la ciudad más grande del mundo. El florentino, trajo consigo las ideas del renacimiento italiano adaptándolas a los materiales de los que disponía en Andalucía. Si en Florencia Miguel Ángel trabajaba el mármol, él optó por el barro policromado.

Imagen

Retrato de Miguel Ángel donde se observa la deformación de su nariz. Fuente: Wikimedia Commons: http://es.wikipedia.org/wiki/Miguel_Ángel

El San Jerónimo penitente del Museo de Bellas Artes es un ejemplo de como Torrigiano traslada al barro policromado el estudio anatómico perfecto de las esculturas en mármol de Miguel Ángel. 

Pero la pelea con Miguel Ángel no fue el único ataque de cólera que le jugó una mala pasada a Torrigiano. El biógrafo Giorgio Vasari nos cuenta que el duque de Arcos encargó una imagen de la virgen al escultor florentino. En el momento de la entrega el duque pretendía darle menos monedas de las acordadas por lo que Pietro, en un ataque de ira, destruyó la escultura. Enterada la Insiquisicón de la destrucción de una imagen sagrada lo encarceló en el Castillo de San Jorge, donde supuestamente murió en 1522.

Anuncios

3 comentarios en “La pelea que trajo el Renacimiento a Sevilla

  1. Pingback: 10 lugares de Sevilla que no salen en las guías turísticas | AdrianYanez.es

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s